Alaba a Dios

Hace algunos años alguien me contó de algo que pasó cerca de donde él vivía,  en el medio oriente. Un grupo terrorista buscaba casa por casa a toda persona, familia, hombres, mujeres y niños, que fuesen cristianos. A los terroristas no les importaba de qué iglesia, credo, nacionalidad o lenguaje fuesen. Si creían en Jesús, eran secuestrados, encarcelados, torturados. Ese día varias familias cópticas, católicas, bautistas, adventistas, mormonas, e incluso judías fueron capturadas y lo perdieron todo.  Esto está sucediendo en muchos lugares. Satanás odia a todo aquel que ama a Jesús, sea de la iglesia que sea. Mientras en Latinoamérica muchos cristianos se odian entre sí, y pelean sobre costumbres, celebraciones, y  maneras de interpretar la biblia. Si ese mismo grupo terrorista llegase a cualquier ciudad  de América, inmediatamente buscarían a todo el que ame, ore, mencione, a Jesucristo, sin importar credo, costumbres, iglesia, etc. Satanás, o sea El enemigo, odia a Jesús, el enemigo te odia a ti. El enemigo es el primero que desea que no se celebre ninguna  festividad, fecha, día, donde se mencione a Jesús. EL enemigo quiere que desaparezca el Nombre de Jesús de sobre la tierra, el enemigo quiere nadie escuche de Jesús, de la manera que sea. Oremos  los unos por los otros, y en este 2018 dejémonos de pleitos infantiles y de perder el tiempo en discusiones vanas.

Facebook Comments